Hoy: 09:30-13:30, 16:30-21:30 976335299 667552703 667552703
Tiempo de lectura 1 min.

En verano, a todos nos gusta disfrutar del sol y pasamos la mayoría del tiempo al aire libre, aprovechando las horas de luz y el buen tiempo. Pero, cuando lo hagas, no olvides que tu piel tiene memoria y acumula los efectos nocivos del sol.

Además de causar el envejecimiento prematuro de la piel, dolor y malestar, la consecuencia más grave puede ser el cáncer de piel y algo tan sencillo como utilizar un fotoprotector puede ser vital para prevenir estas patologías.

CÓMO ESCOGER EL FOTOPROTECTOR ADECUADO

Para escoger el fotoprotector adecuado para ti, ten en cuenta diversos aspectos. Piensa para qué parte del cuerpo lo necesitas, si es para la cara o el cuerpo. Hay texturas y formatos que facilitan su aplicación como son los espráis y aerosoles. En cambio, para la cara tienes formatos con texturas más ligeras, hasta con color.

Un factor también importante es tu tipo de piel. Existen diferentes formulaciones en función de las características de esta, por ejemplo, con tendencia acneica, seca, propensa a padecer herpes, etc.

Y las actividades que realizarás al sol, como hacer deporte o ir a la playa. Según esto, podrás encontrar fotoprotectores resistentes al sudor, al agua, etc. Así como los ingredientes que contienen: los hay orgánicos y minerales, específicos para rayos UVB, para UVA, IR, luz azul...

Y sobre todo, cuando escojas tu fotoprotector, consulta con tu farmacéutico cuál es el más apropiado en tu caso y ¡sigue su consejo!

Los 10 must para proteger tu piel

LOS 10 MUST PARA PROTEGER TU PIEL Y DISFRUTAR DEL SOL

Este verano, no te dejes la piel disfrutando del sol. Sigue estas recomendaciones y protégela siempre.

  1. Evita la exposición solar en las horas centrales del día.
  2. Utiliza un fotoprotector adecuado.
  3. La sombra es tu mejor aliada.
  4. Protégete también durante los desplazamientos: si te mueves andando, en bici, en coche...
  5. Consulta los índices ultra violetas (UVA) antes de salir de casa.
  6. Utiliza gafas de sol homologadas para evitar daños oculares.
  7. Protégete la piel con ropa adecuada y no olvides usar sobreros y gorras.
  8. Educa a los más pequeños y a los más mayores sobre la importancia de fotoprotegerse e hidratarse durante los días de más calor.
  9. No bajes la guardia después del verano, la fotoprotección es importante todo el año, sobre todo en áreas del Mediterráneo.
  10. Evita las salas de bronceado. Según la OMS, el bronceado artificial mediante rayos UVA con fines estéticos aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel.